Quemadores de Azufre

La generación de dióxido de azufre a partir de la quema de azufre elemental tiene una amplia gama de aplicaciones. Se utiliza en el proceso de fabricación de pasta y en otras industrias, desde la molienda de maíz hasta la fabricación de jabón. El sistema Lundberg es adecuado para todas estas aplicaciones.

El tamaño del sistema es diseñado a medida para cada planta, y la gama de tamaños ofrecidos va de 1 tonelada por día a más de 60 toneladas por día de dióxido de azufre.

La alimentación al sistema de quemador de azufre de Lundberg puede ser azufre sólido o azufre fundido. El azufre fundido se alimenta directamente desde un fundidor de azufre y se quema en una cámara presurizada utilizando aire de atomización. Esto da como resultado una alta temperatura de combustión así como una alta concentración de dióxido de azufre, minimizando así la generación de trióxido de azufre. Los productos de combustión pueden enfriarse para su absorción en agua o en una solución cáustica. Además, el gas caliente de dióxido de azufre puede ser enfriado al aire y enviado a una planta de ácido sulfúrico. El sistema está diseñado para una automatización completa de modo que los cambios en la demanda de dióxido de azufre se compensen directamente en la cantidad de azufre quemado. El sistema funciona a presión, por lo que no se requiere un ventilador de tiro inducido en la mayoría de las aplicaciones.

Contacto

  • Contacto

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Ocultar la ficha de contacto